MURCIA/ Los pacientes de Covid-19 en la Región serán tratados en La Arrixaca y Santa Lucía

El Servicio Murciano de Salud informa que desde este miércoles los enfermos por coronavirus en la Región serán atendidos exclusivamente en dos hospitales: el Virgen de la Arrixaca de Murcia y el Santa Lucía de Cartagena

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha informado esta tarde a través de un mensaje de whatsapp de que, a partir del primero de juliotodos los pacientes de COVID de la región serán tratados exclusivamente en dos hospitales: el Virgen de la Arrixaca, en Murcia, y el Santa Lucía de Cartagena.

Según esa nota, la decisión se adopta «para organizar los recursos asistenciales, y dada la situación epidemiológica actual«. Supone reorganizar los circuitos asistenciales para los pacientes con PCR positivo, o con alta sospecha clínica, aunque presenten PCR negativa en las primeras 24 horas. De esta forma, al Hospital de Santa Lucía se derivarán, además de los enfermos de su área de salud, todos los procedentes del Mar Menor y de Lorca; mientras que en La Arrixaca se agruparían los enfermos del resto de la Región: Murcia, Vega del Segura, Noroeste y el Altiplano.

El presidente del Colegio de Médicos de la región, Francisco Miralles, no ha querido entrar a valorar los detalles de esta reorganización de servicios, aunque entiende que tal vez podían haberse habilitado centros hospitalarios para las áreas más lejanas de Cartagena (el caso de Lorca) o de La Arrixaca (por ejemplo, el municipio de Yecla). Con todo, lo que más le molesta es haber tenido que enterarse por la llamada de Onda Regional, después de haber tenido un encuentro con el gerente del Servicio Murciano de Salud el pasado martes.

Miralles dice que uno de los factores que motivan esta decisión es el inicio de las vacaciones de verano del personal médico, que no sólo van a obligar a cambiar los circuitos de pacientes de COVID, sino que también conllevarán, con toda seguridad, el cierre de plantas y servicios hospitalarios.

El presidente del Colegio Médico recuerda que de todos los refuerzos prometidos para la sanidad murciana (y especialmente para la atención primaria) sólo se ha empezado a hacer realidad el contrato de medio centenar de médicos, que ni siquiera cubren la oferta de 85 plazas que lanzó el SMS como medida excepcional tras la pandemia.