El campo se echa a la calle en Murcia