Margarita Robles explica en el Senado las líneas del Ministerio y la gestión de Defensa contra el coronavirus

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido para detallar los ejes de su Departamento para esta legislatura y explicar el papel desarrollado por las Fuerzas Armadas en la lucha contra el coronavirus en la operación ´Balmis´, cuyo único objetivo ha consistido en «contribuir a salvar vidas y ayudar a los ciudadanos».

En una comparecencia ante la Comisión de Defensa, que se ha iniciado con un minuto de silencio en recuerdo a los fallecidos por coronavirus, la ministra ha querido que sus primeras palabras fueran de «condolencia y apoyo» a los familiares y allegados de los cerca de 28.000 fallecidos por la Covid en nuestro país.

Robles ha asegurado que «Cuando uno solo de nuestros compatriotas muere o sufre, todos morimos o sufrimos con ellos». Además, ha expresado su solidaridad con quienes han seguido trabajando en primera línea durante las últimas semanas, como los sanitarios y las fuerzas de seguridad pero también los trabajadores de los supermercados, farmacias o transportistas, entre otros muchos. Y en especial hacia las Fuerzas Armadas. Robles ha incidido en su comparecencia en que «la política de defensa es una política de Estado», apartada de «disputas parlamentarias», y subrayando que «nuestras Fuerzas Armadas no pertenecen a uno u otro partido o grupo político, sino a toda la sociedad española y con ese respeto deben ser tratadas».

Para la ministra, los objetivos la política de defensa son:

  • Tener unas Fuerzas Armadas modernas y profesionales, preparadas y adaptadas a los tiempos; con los mejores hombres y mujeres
  • Reforzar la capacidad de defensa propia con las capacidades necesarias para ello
  • Fortalecer la posición de España en el sistema de seguridad internacional, contribuyendo a la lucha contra el terrorismo internacional y potenciando la diplomacia de defensa como medio para generar confianza en nuestros socios
  • Apostar por fomentar la cultura y la concienciación de defensa en la sociedad española, para que los ciudadanos se sientan orgullosos de sus Fuerzas Armadas

«Tenemos que hacer una apuesta clara por la industria española de defensa, que sea un motor dentro de la industria de Europa», ha dicho la ministra, para quien la «revitalización de la industria de defensa» es «esencial». Ha fijado también como una de las prioridades de su departamento la apuesta por la innovación, ciencia y tecnología aplicada a las Fuerzas Armadas.

La ministra insistido en que hay que fortalecer la posición de España en el sistema de seguridad internacional, porque no puede ser ajena «a lo que pasa a pocos miles de kilómetros», donde ha recordado que existen actualmente más de 25 conflictos armados en el mundo.

«Cada vez que haya una violación de los derechos humanos en algún lugar, cada vez que hay una guerra, España no puede ni debe ponerse de perfil», ha asegurado para recordar a los cerca de 190 militares fallecidos en misiones de paz.

Por su parte, y dentro de la política de personal, Robles ha destacado su apuesta por las medidas de igualdad y conciliación y por dotar de formación a los militares que tienen que abandonar el Ejército al cumplir los 45 años, al finalizar su compromiso y se reincorporen a la vida civil. «No queremos que nadie salga de las Fuerzas Armadas sin un título profesional de grado medio», ha señalado.

Operación ‘Balmis’

«Contribuir a salvar vidas ha sido el único objetivo de la Operación Balmis y de las Fuerzas Armadas en esta concreta crisis», ha insistido la ministra. Los posibles errores cometidos en esta operación «son exclusivamente míos», todos «los aciertos son de las Fuerzas Armadas», sus hombres y mujeres ocuparán «una página de oro» cuando se escriba la historia de esta crisis sanitaria.

Por ello, Robles ha reiterado su agradecimiento infinito a todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que han participado en esta operación de lucha contra el coronavirus, sin atender en ningún momento a posiciones partidistas, actuando «sin color político», «sin preguntar cómo, cuándo o quién; el objetivo esencial era no hacer política con ello».

Los militares han realizado en estos dos meses casi 20.000 actuaciones en ´Balmis´ en 2.250 poblaciones, «desde grandes ciudades hasta el pueblo más pequeño». Han transportado medios técnicos y personal, bienes de primera necesidad, han empleado capacidades sanitarias, hospitales de campaña incluidos, y han prestado apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El 60% de estas actuaciones han sido desinfecciones de residencias de ancianos, donde el COVID-19 ha tenido un efecto «terrible». España tiene «una enorme deuda de gratitud» con las personas de más edad y por tanto ha sostenido que el país deberá hacer «una reflexión» sobre su situación una vez superada la crisis del coronavirus. «Lo digo aquí en el Senado, no podemos ponernos de perfil», ha reclamado.

Además, la ministra ha querido recordar algunos momentos muy emotivos en marco de la operación, como cuando gente de la Unidad Militar de Emergencias o del Ejército de Tierra le manifestaron que durante el traslado de fallecidos «nunca les habían dejado solos» y «se les había tratado como un compañero más», algo de lo que me siento especialmente orgullosa. «Lo he dicho en varias ocasiones, pero creo que es bueno que esta página nunca se olvide. Que sus familias lo sepan, que ahí estaban».

A parte del trabajo específico en los hospitales militares, se ha procedido a ayudar a la construcción de pabellones, como el de IFEMA o La Fira «se han instalado hospitales de campaña en Alcalá de Henares ayudando a Médicos Sin Fronteras, en Segovia y en Sabadell». También asesoramos en el montaje de un hospital de campaña en Loeches. Hemos ayudado también aportando material de campaña los hospitales Gregorio Marañón, La Paz, 12 de Octubre, Tres Mares, Ramón y Cajal, Alcorcón, Albacete, Getafe, Leganés, Oviedo, León, Puerto de Melilla, Las Palmas.

Respecto a los miembros de las Fuerzas Armadas infectados por el COVID-19, la ministra ha informado de que desde el inicio de la pandemia 9.621 han estado en cuarentena y 682 han dado positivo, de los cuales 150 han necesitado ser hospitalizados. «También tuvimos que repatriar a dos positivos y siete casos sospechosos, de la operación Mali, pero todos ellos han sido repatriados de momento, y están ingresados en el Hospital Central de la Defensa «Gómez Ulla» y tienen una evolución positiva».

Por último, ha finalizado su intervención recordando que «España y su gente ha sabido estar a la altura de las circunstancias, todas y cada una de las personas han cumplido el confinamiento y, todavía a día de hoy, siguen cumpliendo las reglas de las autoridades sanitarias». Y ha reiterado su orgullo hacía las Fuerzas Armadas que «han escrito una página de oro» en la Historia de España. «Mi agradecimiento infinito, mi enorme elogio y mis disculpas en aquello que yo personalmente haya podido fallar», ha concluido.

Robles explica en el Senado las líneas del Ministerio y la gestión de Defensa contra el coronavirus - 1, Foto 1