Las subvenciones municipales crecen un 75% a un año y medio de las elecciones

El gobierno de Carmena destina 81,3 millones de euros a subvenciones, frente a los 46 del año anterior.

EL PAÍS

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, duplicó el año pasado las subvenciones otorgadas por el Consistorio con respecto a años anteriores. El gasto no financiero destinado a entidades y particulares alcanzó los 81,3 millones de euros, más del doble de los 36 millones de 2015, y un 75% más que en 2016, cuando otorgó 46 millones en ayudas. Este aumento se realizó a un año y cinco meses de las elecciones municipales de mayo de 2019. Ciudadanos se muestra sorprendido por esos datos, mientras que el Ayuntamiento afirma que muchos fondos se dirigen a equidad e igualdad de género.

El Ayuntamiento aprobó el año pasado más de 16.000 partidas de ayudas y subvenciones municipales, 3.000 más que el año anterior, con un crecimiento total de más de 30 millones de euros. Estos fondos se repartieron entre organismos internacionales, colectivos y asociaciones de todo tipo, y ayudas a comunidades de propietarios (19 millones) para reformas.

La entidad que más dinero recibió fue Cruz Roja Española, con 5,3 millones. Otros dos millones se destinaron a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Estos son algunos de los organismos más beneficiados. A ellos se suma, con dos millones, la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), de la que Rita Maestre, portavoz municipal, es secretaria general. La UCCI pretende fomentar un “modelo de convivencia pacífica y de desarrollo solidario” en Latinoamérica.

EL CONSISTORIO DEBE RECORTAR 60 MILLON ES MÁS

El Ayuntamiento de Madrid aprobará otra tanda de recortes en sus presupuestos, por un total de 60 millones, entre el próximo lunes y el pleno municipal de la semana siguiente. El Consistorio ya tuvo que acometer retenciones por 40 millones este año, que se suman a los 540 de 2017. Todas estas correcciones se deben a que en los dos ejercicios anteriores el gobierno incumplió los topes de gasto la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El Ayuntamiento remarca que todas sus actuaciones se realizan en coordinación con el Ministerio de Hacienda. Y afirma que estos 60 millones se derivan del pago de una sentencia relacionada con una expropiación realizada por el gobierno anterior: “Esto ha supuesto una mayor desviación sobre el objetivo de gasto”, afirma el Consistorio.

Además de las subvenciones a grandes entidades, habituales en el Consistorio, el año pasado se destinaron otras partidas. Entre ellas están los 74.000 euros que el Ayuntamiento dio a la cooperativa que gestiona el Teatro del Barrio. Este teatro, ubicado en el barrio de Lavapiés, es conocido porque fue donde nació Podemos. Se trata de un espacio muy politizado y con fuertes vínculos con colectivos anticapitalistas. Allí se celebran conferencias políticas y el pasado septiembre albergó un acto de apoyo al referéndum secesionista en Cataluña, después de que un juez paralizase la cesión de un local público otorgado por la edil Rommy Arce, de Ahora Madrid.

En 2017, el Ayuntamiento también premió a la federación madrileña de asociaciones vecinales (FRAVM), entidad presidida hasta 2015 por Nacho Murgui, que ahora es primer teniente de alcalde. La FRAVM recibió 1,8 millones: unos 400.000 más que el año anterior. Crecieron también las ayudas a las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA), con 124.000 euros, casi el doble de los 72.000 de 2016. En la lista figura una amplia red de fundaciones, como la Fundación InteRed y la Cideal, por ejemplo, que se dedican a la “educación inclusiva” y al desarrollo, y que lograron 405.000 y 318.000 euros, respectivamente. La Fundación Mujeres Progresistas recaudó 64.000 euros.

El Ayuntamiento de Madrid argumenta que “se han incrementado las subvenciones a organizaciones sociales, sobre todo de equidad e igualdad de género”. “Hemos recuperado las subvenciones de cooperación que el PP suprimió con la crisis, y Cultura ha desarrollado una potente política de ayudas al sector”, afirmó una portavoz del Área de Economía.

Por su parte, Ciudadanos, partido liderado por Begoña Villacís, manifestó su “sorpresa” por el incremento del gasto en ayudas, que calificó de “alarmante”. El mayor gasto en subvenciones se realiza a un año y medio de las elecciones municipales de 2019 y en un ejercicio muy complicado desde el punto de vista financiero.

El año pasado, el Consistorio tuvo que recortar 540 millones para atajar el gasto y cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Los recortes golpearon todas las áreas de gobierno y los distritos de la capital, pero no afectaron a las transferencias no financieras, es decir, a las subvenciones, que crecieron un 74%. El lunes la comisión municipal abordará el asunto. Ciudadanos adelanta que interpelará al gobierno municipal.

EL TEATRO ICÓNICO DE PODEMOS, BENEFICIADO CON 74.000 EUROS

Entre las subvenciones municipales de 2017 se encuentran dos destinadas a la sociedad que gestiona el Teatro del Barrio. Las ayudas destinadas a esa cooperativa —que se define de “consumo cultural, donde hacemos política desde la cultura y la fiesta”— alcanzan los 74.000 euros, y se asignan en el marco de los fondos otorgados por el Área de Cultura, dirigida en interinidad por la alcaldesa, Manuela Carmena. El Ayuntamiento argumenta que los fondos a la cultura crecieron después de bajar durante los años de gobierno de Ana Botella (PP). El gasto en subvenciones en dicha área fue de 7,3 millones.

En el Teatro del Barrio se estrenó el movimiento liderado por Pablo Iglesias que pasó a llamarse Podemos. Allí Iglesias y otros dirigentes de la formación presentaron su candidatura a las elecciones europeas de 2014. Ese pequeño teatro se encuentra a pocos metros de la primera sede de la formación, también en Lavapiés.

En su página web, la cooperativa que gestiona el teatro describe su misión como “abiertamente política: participar en el movimiento ciudadano que ya está construyendo otra forma de convivir”.

En septiembre de 2017, el Teatro del Barrio dio cobijo al colectivo Madrileños por el Derecho a Decidir, un grupo que apoyaba el referéndum ilegal separatista en Cataluña y al que un juez había impedido promover dicha consulta en un salón del Ayuntamiento, ya que el Tribunal Constitucional lo había declarado ilegal. La cooperativa remarca que el teatro pretende ser un lugar de encuentro para los “movimientos sociales” y que “toda iniciativa ciudadana que luche por los derechos de las personas tendrá aquí lugar”.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.