Las barracas abren a mediodía de hoy, pese al mal tiempo

Las peñas mantienen los precios del año pasado, pero les preocupa hacer menos caja porque son el 90% de sus ingresos

MARÍA JOSÉ MONTESINOS
La Verdad

«Aquí estamos, mojados, e intentando terminar el montaje de las barracas que la lluvia nos ha retrasado». Es el pesar que transmitían las palabras de Juan García Serrano, presidente de la peña huertana La Crilla de Puente Tocinos, que instala su barraca en las Fiestas de Primavera en la calle salón Escritor Yáñez Alcalá, entre el hotel Siete Coronas y el Palacio de Justicia. Hoy, con más o menos comensales, abrirán a mediodía sus puertas en plazas y jardines de la ciudad. Y lo harán «con la misma ilusión de todos los años -agrega- para disfrute de los murcianos».

Hace más de una década, cuando llovía con la intensidad que lo ha hecho este fin de semana, los ventorrillos sufrían las inclemencias del tiempo convirtiéndose en barrizales poco propicios para disfrutar de las Fiestas de Primavera. Pero, a día de hoy, los huertanos tienen acondicionados sus comedores e instalaciones con una techumbre metálica o, por lo menos, protegida por plásticos, por lo que los comensales pueden disfrutar de los arroces y embutidos sin problema alguno.

Precios en las barracas.
Precios en las barracas. / LV

No obstante, entre las peñas huertanas hay cierta desazón por las previsiones meteorológicas para hoy y mañana, ya que se mantienen los chubascos, lo que repercutirá en la caja de los ventorrillos.

La mayoría de las peñas huertanas obtienen el 90% de sus ingresos de las barracas de las Fiestas de Primavera -el resto, de la Semana de la Huerta de Los Alcázares- para organizar actividades culturales todo el año. Prolongar la apertura de las barracas más allá del domingo 28 no es posible porque hay que volver a trabajar. Y, como dice el refrán, «lo que no vea la novia el día de la boda…»