Las altas de profesores en la Seguridad Social se disparan en plena inspección de colegios

Fuente: El Independiente

La afiliación de maestros crece un 7,4% respecto al pasado año tras la ofensiva para acabar con contrataciones en fraude de Ley en centros privados y academias

 

Algo parece haber cambiado en el sector de la educación desde que el Ministerio de Trabajo empezó a enviar cartas a colegios privados y academias el pasado mes de junio para tratar de acabar con el despido masivo de profesores antes de la vacaciones y su posterior contratación desde septiembre para ahorrarse unos meses de sueldo y cotizaciones a la Seguridad Social.

De acuerdo con los datos de afiliación al sistema correspondientes al mes de octubre, las altas de trabajadores dentro del sector educativo –desde educadores infantiles a profesores de academias o en universidades– se dispararon un 7,42% respecto al mismo mes de 2017 dentro del Régimen General, donde trabajan como asalariados, y algo más de un 6% en el Régimen Especial del Trabajo Autónomo (RETA).

No hay que olvidar que el empleo en este sector siempre repunta en el mes de octubre. Sin embargo, en el Ministerio de Trabajo estiman que este incremento es más intenso de lo habitual y, sin tener una total certeza, consideran que detrás pueden estar las tareas de la Inspección de Trabajo.

De un lado, la afiliación en la educación dentro del Régimen General creció un 19,2% en el mes de octubre respecto a septiembre, con 148.049 trabajadores más. Esta cifra supera el incremento neto de la afiliación en el mismo mes, de 130.360 personas, y eleva las plantillas del sector educativo (sumando sector público y privado) hasta los 917.913 empleados.

Este ritmo de avance no difiere demasiado en relación al año 2017. Entonces, el incremento intermensual fue del 19,12%. En cambio, si se atiende a la evolución anual, la afiliación creció un 7,42% el pasado octubre, frente al ritmo del 5,3% de un año antes.

Este mismo efecto se dejó ver ya en el mes de septiembre. El sector educativo incrementó su afiliación en 53.308 personas respecto a agosto, también con un repunte del 7,4% más, siendo uno de los puntales de la recuperación del empleo en ese mes y compensando la caída de la actividad en la hostelería y el comercio.

Meses antes, desde junio, el empleo en este sector no había hecho más que retroceder coincidiendo con el fin de las clases, tras el último repunte de mayo.

El aumento no se explica por el ciclo

Es cierto que la situación ha cambiado de un año para otro y que eso podría explicar este cambio de ritmo. Sin embargo, si se busca la explicación en el entorno económico y en la evolución general de la afiliación a la Seguridad Social, los datos invitan a pensar que la evolución de las altas a la Seguridad Social debería haber sido la contraria, tendente a la desaceleración.

Si se toma el dato de crecimiento medio anual de la afiliación en la enseñanza de todo el Régimen General, este fue del 3,4% el pasado mes de octubre, medio punto menos que el ritmo superior al 4% que marcaba el pasado año en el mismo mes.

Lo mismo ocurre en el régimen de autónomos, en el que el pasado año se produjo un incremento del 6,39% en tasa intermensual, una tasa similar a la observada este año, pero con un avance del 3,6% en tasa interanual que ya en 2018 se ha duplicado hasta superar el 6%.

Primeras impresiones de Trabajo

A la vista de los datos, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha apuntado en rueda de prensa que, aunque la situación actual del empleo en el sector de la enseñanza “no es del todo conocida”, se ha detectado que “el incremento del trabajadores (en el sector) es muy alto”. De ahí que, sin dar por sentado nada, ha emitido un primer juicio: “No creo que en todos los centros haya un 7% más de personas trabajando. Puedo equivocarme, pero creo que después de que muchos hayan recibido la notificación de la Inspección ha añadido un cumplimiento más diligente de las obligaciones”.

“De momento, simplemente con el anuncio de actuaciones puede que el sector esté aumentando la afiliación”, ha añadido.

¿Esto también afectaría a los autónomos? Posiblemente también. Granado ha pormenorizado otra de las prácticas que podrían considerarse fraude de Ley se produce, no en los colegios privados o academias, sino en las cooperativas de enseñanza, en las que los trabajadores se dan de alta y de baja supuestamente de forma voluntaria.

El secretario de Estado de Seguridad Social ha asegurado que se han detectado los mismos movimientos de entrada y salida del empleo en estas cooperativas lo que, siguiendo la misma lógica que para el Régimen General, explicaría el repunte del empleo de profesores entre el colectivo de los autónomos.

Los colegios privados, a examen

En paralelo a todo este movimiento de altas a la Seguridad Social en la educación, la Inspección de Trabajo se encuentra desarrollando una campaña, en marcha desde junio, para desmontar el fraude de Ley que cada verano se produce en el sector, del mismo modo que se está centrando en otros focos de irregularidad como son las empresas cárnicas o la contratación de falsos autónomos.

Como punto de partida, una sentencia del Tribunal Supremo del pasado 11 de junio prohibió tratar de manera diferente a los funcionarios docentes de carrera y los interinos que desarrollen sus funciones durante el curso lectivo completo. El fallo señalaba que unos y otros son iguales en derechos retributivos, por lo que deben percibir los salarios correspondientes a los meses de julio y agosto.

Entonces, el Ministerio de Trabajo decidió trasladar los efectos de la sentencia también al sector público con el convencimiento de que buena parte de estas prácticas se localizaba en colegios privados y academias.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.