«La Navidad ha sido una catástrofe»: Águilas encara las semanas más duras de la pandemia

Hablamos en Hoy por Hoy Lorca con la alcaldesa de Águilas, Mª Carmen Moreno, y la alcaldesa de Puerto Lumbreras, Mª Ángeles Túnez

Cadena Ser

La cara y la cruz de la situación sanitaria de la Región de Murcia se puede ver en el Valle del Guadalentín: preocupa el incremento de contagios en Águilas, donde apenas había tenido incidencia el coronavirus, mientras también encontramos algunos de los municipios que mejores cifras registran hasta ahora en la comunidad autónoma, como Totana y Puerto Lumbreras.

Águilas se suma a Lorca en los municipios de la comarca con cierre perimetral y en los que tendrán que cesar la actividad hostelera durante dos semanas. En el municipio costero, donde hasta ahora la pandemia parecía haber pasado de largo, hay 187 casos activos y una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes de 529 casos.

«La Navidad ha sido una catástrofe total para la pandemia. No hemos querido sacrificarla y quedarnos con nuestros convivientes. Hemos primado las celebraciones», ha dicho en la antena de ‘Hoy por Hoy Lorca’ la alcaldea de Águilas Mª Carmen Moreno.

Cree la alcaldesa que «ha sido culpa de todos, no sólo de la ciudadanía» y por eso apunta al relajamiento de las restricciones de diciembre como uno de los factores desencadentantes: «Hemos preferido salvar la Navidad. Por parte de las autoridades o por parte de quien tenía la responsabilidad de marcar las medidas restrictivas, antes que hacer lo que decían los expertos sanitarios y epidemiológicos».

Desde Águilas, apunta Moreno que se van a acatar las medidas y restricciones que se van a aplicar en los próximos quince días y que serán aún más estrictas por parte del Ayuntamiento, pero adelanta que no van a servir de nada si no se acelera el proceso de vacunación de la ciudadanía contra el coronavirus.

Mientras tanto, Puerto Lumbreras sigue esquivando lo peor de la ola: «La incidencia es más baja que en otros municipios, pero eso no quiere decir que no tengamos que seguir trabajando. La responsabilidad de cada uno es fundamental y no hay que bajar la guardia», sostiene su alcaldesa, Mª Ángeles Túnez. En este caso, el número de casos activos es de 42 y la incidencia acumulada es de 272 casos por cada 100.000.

Sin embargo, un municipio que lo pasó muy mal durante la desescalada ha sido Totana, que hasta en tres ocasiones sufrió un cierre perimetral por la incidencia del Covid. A día de hoy, es de los pocos que se ha escapado esta tercera ola de un nuevo cierre de su término municipal y la situación sanitaria sigue muy vigilada, con 99 casos activos y una incidencia de 309 casos por cada 100.000 habitantes.

La jefa de servicio de Salud Pública en el Área III de Salud, Visitación García, ha destacado que en el caso de Totana están dando frutos las medidas que se aplicaron para controlar la propagación del Covid-19 y porque «probablemente mucha población ya se ha inmunizado de forma natural».

A eso ha añadido la finalización de la campaña de recolección de la uva de mesa, que emplea a cientos de personas en el municipio, y que fue la actividad en la que se detectaron gran parte de los brotes que dieron lugar la situación «muy complicada» que se vivió en verano, según Visitación García.