La Junta electoral suspende el debate de Atresmedia que incluía a Vox

La empresa ofreció otro encuentro pero el organismo no ha aceptado la propuesta.

Si los nacionalistas catalanes y vascos no son incluidos en el debate de Atresmedia del próximo 23 de abril, éste no podrá celebrarse. Esta es la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) en respuesta a los recursos presentados por ERC, PDeCAT y PNV al no haber contado con ellos para el debate acordado entre ese grupo de comunicación y cinco partidos políticos:PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox. La resolución de la Junta no tiene que ver con la participación del partido ultraderechista, que no tiene representación nacional, sino con la reclamación de los grupos catalanes y vascos.

Desde hace días, la Junta estaba a la espera de que Atresmedia presentara alegaciones a los recursos de estos grupos. Su propuesta fue celebrar un segundo debate en el que estuvieran incluidos los partidos nacionalistas pero dejar el debate a cinco tal como está ya programado, según han informado fuentes parlamentarias a EL PAÍS. Esta oferta de un segundo debate no ha sido aceptada por la Junta que ha prohibido la celebración del debate del próximo martes aunque si la empresa de comunicación ofreciera una fórmula que incluya a los nacionalistas, es decir, sumarlos junto a los otros cinco, sería aceptada, según prevén estas fuentes. Pero eso aún no ha sucedido y se está en la fase de la prohibición.

Toda la doctrina de la Junta Electoral Central sobre el comportamiento de los medios, singularmente de las cadenas de televisión, incluye desde 2011 a las televisiones privadas que deben regirse por los mismos criterios que las públicas. Por ello, deben respetarse los criterios de representatividad y proporcionalidad de las fuerzas políticas que concurren a las elecciones. En este caso, se consideran vulnerados los derechos de los nacionalistas catalanes y vascos. La ley establece que “durante el periodo electoral las emisoras de titularidad privada deberán respetar los principios de pluralismo e igualdad. Asimismo, en dicho periodo, las televisiones privadas  deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa  en los debates y entrevistas”.

La Junta Electoral Central ya rechazó un recurso de Vox contra el debate a cuatro (PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos) que quería celebrar RTVE. El organismo defendió que “el debate de referencia se hace entre las cuatro formaciones políticas que obtuvieron mayor número de escaños en las últimas elecciones al Congreso de los Diputados” y en las que la formación de Abascal tan solo obtuvo el 0,2% de los votos válidos emitidos. Vox “tampoco cumplía la condición de grupo político significativo puesto que dicha condición no solo exige la obtención de un número de votos válidos igual o superior al 5% en recientes procesos electorales, sino que ese porcentaje debe haberse alcanzado en el ámbito territorial del medio de difusión”, agregó el organismo que arbitra el periodo electoral.