La guía de Sanidad para las empresas: distancia de 2 metros entre trabajadores y más medidas de higiene

Personal sanitario, en el laboratorio del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona). EFE
RTVE

El Gobierno publica el protocolo de actuación de riesgos laborales para la prevención frente al coronavirus

Garantizar la distancia de seguridad y reforzar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo. Las medidas son las conocidas por todos desde el comienzo de la pandemia por coronavirus, pero el Ministerio de Sanidad ha instado a las empresas a un refuerzo de estas, especialmente aquellas de sectores no esenciales que recuperarán la actividad desde el próximo lunes 13 de abril.

Esta nueva iniciativa elaborada por técnicos de Sanidad, en colaboración con los de Trabajo y Economía Social, e incluida en el «Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al Sars-Cov-2» (.pdf), apunta a la necesidad de modificar, si es necesario y en la medida de lo posible, la disposición del espacio del centro de trabajo para garantizar la distancia de seguridad de dos metros entre los trabajadores, y entre estos y los clientes o público que pueda concurrir en el lugar.

En concreto, en el texto se dice que la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos…) en el centro de trabajo deberá modificarse con el objetivo de garantizar el mantenimiento de esa distancia de seguridad.

Además, indica que las empresas deberán poner los medios necesarios para organizar la higiene de los lugares de trabajo, que deberá «intensificarse» ya que consideran «crucial» asegurar la limpieza de la superficie y de los espacios de trabajo. Ademas, apunta que la información y formación son «fundamentales» para implantar estas medidas organizativas.

El documento, por otro lado, define tres escenarios de riesgo de exposición al coronavirus en el entorno laboral con sus respectivas medidas de protección: exposición de riesgo, exposición de bajo riesgo y baja probabilidad de exposición.

1. Exposición de riesgo

Según las consideraciones de los técnicos de Sanidad, expuestos al riesgo está el personal sanitario asistencial y no asistencial que atiende a una persona sintomática, y los técnicos de transporte sanitario si hay contacto directo con la persona sintomática trasladada. También el personal que trabaja en situaciones en las que no se puede evitar un contacto estrecho en el trabajo con una persona sintomática.

Estos trabajadores deberán usar equipos de protección individual (EPI) biológica y, en ciertas circunstancias, que protejan de los aerosoles y frente a salpicaduras.

2. Exposición de bajo riesgo

Expuesto a bajo riesgo está el personal sanitario cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con una persona sintomática, como por ejemplo personas acompañantes para traslado o celadores, camilleros y trabajadores de limpieza.

Además, el personal de laboratorio responsable de las pruebas de diagnóstico virológico; no sanitarios que tengan contacto con material sanitario, fómites (sustancia que si se contamina puede transferir el patógeno de un individuo a otro) o desechos posiblemente contaminados; y las personas que prestan ayuda a domicilio de contactos asintomáticos.

El personal con este nivel de exposición debe usar también EPI de protección biológica.

3. Baja probabilidad de exposición

Con baja probabilidad de exposición están los trabajadores sin atención directa al público, a más de dos metros de distancia o con medidas de protección colectiva que evitan el contacto, como por ejemplo el personal administrativo, los técnicos de transporte sanitario con barrera colectiva, sin contacto directo con el paciente, o conductores de transportes públicos con barrera colectiva o personal de seguridad.

En este caso, no es necesario que usen EPI aunque en ciertas situaciones, como por la falta de cooperación de una persona sintomática, deben utilizar material de protección respiratoria y guantes.

Las medidas se ajustarán a las condiciones de salud del trabajador

Estas medidas, no obstante, deben ajustarse a las condiciones de salud de la persona trabajadora, especialmente a la que es sensible para el coronavirus.

Con la evidencia científica disponible a fecha de 8 de abril, Sanidad ha definido como grupos vulnerables para la COVID-19 las personas con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años.

Finalmente, el documento especifica los protocolos a seguir para nuevos casos de coronavirus y una guia de protección personal en la que se evalúan estrategias alternativas en situación de crisis.