La ‘gota fría’ acecha una Semana Santa pasada por agua y viento

El catedrático de Climatología de la UJI, José Quereda, advierte de la posibilidad de lluvias superiores a 50 litros. Las temperaturas se desplomarán 10 grados el fin de semana

La Semana Santa se presenta pasada por agua en la provincia de Castellón. Así, al menos, lo advierten los modelos con los que trabajan los meteorólogos y expertos que prevén lluvia para gran parte del próximo fin de semana. En concreto, los modelos, a falta de confirmación en las próximas 24 o 48 horas, anuncian lluvia y viento entre el jueves por la tarde y el domingo, según explicó este lunes el catedrático de Climatología de la UJI, José Quereda, quien reconoce que podría tratarse de una gota fría o depresión a niveles altos (DANA) que barrería la provincia.

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)también pronostica lluvia entre el jueves y el domingo, con probabilidades que oscilan entre el 95% del jueves por la tarde y el 100% del viernes. Para sábado y domingo, la posibilidad de chubascos se sitúa entre el 95% y 90%. Las temperaturas que baraja la agencia estatal se sitúan entre los 13 de mínima el viernes y los 21 de máxima un día antes, el jueves.

En este contexto, el catedrático de Climatología de la UJI advierte que, a la espera de ver cómo evolucionan los modelos sobre los que se trabaja, «todo apunta a que nos vaya a afectar una gota fría en el centro del arco mediterráneo». «Si el flujo se mantiene, en 24 o 32 horas, sabremos si habrá lluvias copiosas como no hemos tenido en los últimos meses».

En este sentido, el experto advierte que las lluvias superarán los 50 litros por metro cuadrado siendo el sábado y el domingo los días con mayor inestabilidad. Además, estas lluvias se concentrarán previsiblemente en la franja litoral debido a la entrada de vientos húmedos. «Tendremos el conocido Levante que provocará lluvias importantes que afectarán a la provincia.

¿Pero serán tan fuertes como las del pasado octubre? Quereda advierte que es difícil de pronosticar porque hay que estar pendientes de la evolución. «Hace muchos meses que no llueve y ahora parece que vamos a tener precipitaciones importantes pero no podemos precisar, sólo que serán más de 50 litros por metro cuadrado en todo el episodio».

A estas precipitaciones habrá que sumar, según Quereda, rachas de viento que superarán los 50 kilómetros por hora que «provocarán todavía una sensación de tiempo desapacible» durante una Semana Santa que será, previsiblemente, desapacible con la incidencia que esto podría tener en el sector de la hostelería y también en las celebraciones de la Semana Santa que celebra Castellón.

Con todo, el catedrático de la UJI apela a la prudencia a la espera de ver cuál es la evolución de las depresiones que nos pueden afectar.Eso sí, en caso de producirse la gota fría, Quereda es más contundente a la hora de pronosticar «una caída de 10 grados en las temperaturas». «Creo que rondaremos los 15 o 16 grados de máxima», advierte el especialista.