La Audiencia Nacional también considera probada la financiación ilegal del PP de Camps

El titular del juzgado central de lo penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, da a conocer en unas horas la sentencia de la financiación ilegal del PP durante la época de Francisco Camps al frente del mismo, a cuenta de la trama Gürtel.

El fallo considerará probada la existencia de una trama para financiar con dinero negro al PP valenciano al menos desde 2004. Una financiación ilegal que llegaba por dos vías distintas según la sentencia: Por una parte había empresarios que donaban directamente dinero b al Partido Popular, y por otra, esos mismos empresarios y otros, pagaban a la Gürtel mediante facturación ficticia los actos electorales que el entramado organizaba para la formación dirigida por Francisco Camps. En ambos casos, los empresarios eran contratistas con la administración valenciana.

La sentencia acredita que el PP valenciano dispuso de una “contabilidad inveraz”con la que engañaba al Tribunal de Cuentas y a la Sindicatura de Comptes valenciana, y con la que financió irregularmente las campañas municipales y autonómicas de 2007, y las generales de 2008.

El veredicto condena en conformidad a los nueve empresarios que admitieron haber nutrido al PP con fondos ajenos al circuito legal. También reconocieron los pagos en negro durante el juicio, que quedó visto para sentencia el pasado 8 de mayo, tanto el líder de la trama, Francisco Correa, como sus colaboradores Pablo Crespo y Álvaro Pérez, así como el exsecretario general del PP en la Comunitat valenciana, Ricardo Costa.

Éste, como también hicieran los miembros de la trama, apuntó a Francisco Camps como principal responsable. Costa también culpó al expresidente de Les Corts valencianes, Juan Cotino.

La fiscal valoró de forma positiva el arrepentimiento y reconocimiento de los hechos de la trama y Costa, y pidió rebajas en las condenas. En el caso del político, de 7 años y nueve meses de cárcel por delito electoral y falsedad, a 4 años y tres meses de presidio.

Para los otros cargos del PP acusados como el exvicepresidente del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, o David Serra y Cristina Ibáñez, el Ministerio Público mantuvo las condenas de entre 6 años y más de 7 años de cárcel.

La sentencia se salda sin una condena para Francisco Camps porque el reconocimiento de los hechos llegó tarde, cuando ya habían prescrito los delitos por los que podría haber sido acusado.

El PP valenciano no ha sido acusado penalmente porque los hechos tuvieron lugar antes de que el código penal permitiera perseguir a los partidos políticos. Tampoco como partícipe a título lucrativo, en contra de lo que ha sucedido en la pieza principal del caso Gürtel, porque tal y como explicó la Fiscalía, el delito electoral es de naturaleza falsaria, y esto cierra la vía a la responsabilidad civil.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.