Hazard presentado ante 50.000 aficionados «Espero convertirme en un galáctico»

La grada del Bernabéu da la bienvenida al centrocampista belga y pide a Florentino el fichaje de Kylian Mbappé

Una marea blanca subía por la avenida Concha Espina. Miles de personas rodeaban el Santiago Bernabéu sobre las seis de la tarde en pleno mes de junio. Sin partidos por disputar, sin goles que celebrar. El motivo era la presentación del último galáctico del Real Madrid, Eden Hazard. Tras una temporada alejada de la lucha por los trofeos, el madridismo necesitaba una semilla de ilusión, y el belga es ese tipo de futbolista que la desprende. «He soñado con vivir este momento desde que empecé a jugar al fútbol en el jardín de al lado de mi casa junto a mis hermanos», dijo, con una sonrisa que acaparaba por completo su rostro durante su primera intervención en el palco.

El club hizo un llamamiento a la afición a través de las redes sociales para que acudieran en masa al estadio, y ésta respondió. Sin embargo, no se alcanzó la cifra récord de la presentación de Cristiano Ronaldo en el verano de 2009, que reunió a 75.000 personas. Esta vez fueron 50.000, que dejaron un detalle significativo antes del comienzo del acto. «¡Mbappé, Mbappé!», coreó el estadio al completo. Una petición directa para Florentino Pérez, máximo dirigente de Chamartín. Sin duda, el fichaje del delantero francés del Paris Saint-Germain es el mayor capricho de la afición madridista.

Video insertado

Real Madrid C.F.⚽

@realmadrid

📸😃 ¡Foto de familia!
👕 @hazardeden10 |

2.118 personas están hablando de esto

Pero fue el día de Hazard. Recién llegado de la concentración con la selección de Bélgica, donde firmó dos asistencias en dos partidos, pasó reconocimiento al mediodía. Horas después, se dirigió al feudo blanco para firmar su contrato junto a Florentino Pérez y fotografiarse en la tradicional estampa con las 13 Copas de Europa a su espalda. «Hazard es uno de los mejores jugadores del mundo. Es uno de esos jugadores distintos, de extraordinaria calidad, de esos que convierten el fútbol en un deporte especial», le elogió el presidente, una vez proyectados sus ‘highlights’ en los vídeomarcadores. Sus goles y sus filigranas fueron celebrados en las gradas como si de un gol de la Champions se tratara.

Con traje gris y corbata oscura, el belga posó visiblemente nervioso, justo después de las palabras de Florentino, junto a su madre, emocionada, su padre, sus tres hermanos (los tres futbolistas), y sus dos hijos, todavía en el palco. Después repetiría estas instantáneas en el círculo central. «Voy a trabajar para vivir grandes momentos con esta camiseta», espetó el fichaje más caro de la historia de la entidad blanca (100 millones fijos más 20 en variables).

Video insertado

Real Madrid C.F.⚽

@realmadrid

🔊👏 Muchas gracias y… !

11,3 mil personas están hablando de esto

Ya de corto, sobre el inmaculado césped del Bernabéu, se sucedieron los toques, alguna que otra filigrana, los lanzamientos de balones a un público entregado y los besos al escudo, tal y como hiciera el miércoles Luka Jovic. Con una diferencia. Tras terminar la vuelta al césped, agarró el micrófono y se animó en un tímido castellano. «Muchas gracias a todos. ¡Hala Madrid!», entonó el ex del Chelsea, que no portó a su espalda dorsal alguno. Algunos aficionados, sin embargo, se aventuraron a adivinar su futuro número, el ‘7’. Pero, de momento, ese dorsal sigue perteneciendo a un Mariano Díaz que previsiblemente acabará haciendo las maletas en busca de minutos. «He hablado con Luka Modric para pedirle el 10, pero me ha dicho que no», bromeó posteriormente Hazard en sala de prensa.

ADMIRACIÓN POR ZIDANE

El mediapunta, que firmó con el Real Madrid un contrato por cinco temporadas, reincidió en su admiración por Zinedine Zidane, su entrenador a partir de esta temporada y su ídolo de pequeño. «Ha sido un factor importante que él sea el técnico», explicó.

Un goleador consagrado, a pesar de no ocupar la posición de delantero centro. Un total de 110 goles marcó en Londres, muchos de ellos de penalti. Sin embargo, a pesar de ser habitual lanzador desde los once metros, tanto en sus clubes como en la selección, Hazard quiso desmarcarse sobre esa posibilidad en esta nueva etapa. «Creo que el capitán [Sergio Ramos] los tira muy bien. No creo que me deje tirarlos. Él los va a seguir lanzando. Yo acabo de llegar, soy el chico nuevo y hay otros jugadores por delante de mí», expresó el belga, uno de los cinco fichajes del Real Madrid este verano junto a RodrygoMilitaoJovic Mendy. El lateral francés será presentado el próximo miércoles.

A sus 28 años, el atacante afirmó que se encuentra «en el mejor momento de su carrera» y restó importancia al Balón de Oro. «Lo importante es ganar títulos», afirmó, antes de finalizar desmarcándose de la etiqueta de galáctico, al menos de momento: «Todavía no lo soy, pero espero convertirme en galáctico en el futuro».