FALSO DEL BRASILEÑO Neymar, un fichaje que siempre deja cola

La Vanguardia

Tras burlar al Santos y fugarse del Barça, el brasileño puede dejar plantado a su equipo por tercera vez

Emblema del Santos, donde fue nombrado heredero de Pelé, y crack del Barcelona formando parte de un tridente irrepetible, Neymar hizo historia tanto en Vila Belmiro como en el Camp Nou pero fue incapaz de salir de los clubs por la puerta grande. Ambas directivas tuvieron la sensación de que el delantero se la jugó como a los defensas. Dentro y fuera del campo, a Neymar le va la jarana. Genial en su fútbol y polémico en sus formas, sus fichajes siempre traen cola. Como no hay dos sin tres, el PSG, que lo convirtió en el 2017 en el futbolista más caro del mundo al pagar 222 millones, empieza a darse cuenta de que el brasileño les está utilizando mientras trama su tercera fuga.

Ni todas las prebendas con las que le colmaron los propietarios ­qataríes del PSG han bastado para que Neymar eche raíces en el Parque de los Príncipes. Cuando estaba en un equipo para ganar la Champions, quiso ser el número 1 del vestuario y donde sí que le permitieron todos sus caprichos de vedette sólo ha tardado dos cursos en echar de menos ser protagonista en la máxima competición. La liga francesa ha sido un botín menor para él.

Nueva fecha de presentación

El PSG le espera ahora el lunes 15 para reunirse y multarlo y no cuenta con él para el amistoso del martes

También Emery y ahora Tuchel en el banquillo se han cansado de no poder contar con la estrella del proyecto –con permiso de Mbappé– para los octavos de la Champions por culpa de lesiones. El punta se perdió la vuelta contra el Madrid y los dos duelos contra el United. El PSG cayó eliminado y en seis años en Europa el brasileño sólo ha pisado una vez las semifinales, en el 2015, el año del triplete con el Barça.

Nadie puede decir que le sorprendan los métodos de Neymar, después de que dejase en la estacada al Santos y plantase al Barça, compuesto y sin un crack a un mes del cierre del mercado en el 2017.

Tras 138 goles y ganar una Copa Libertadores –algo que el club peixe no conseguía desde los tiempos de Pelé–, era muy, muy difícil dejar el Santos en falso. Neymar lo logró.

Tres juicios blaugrana

Condenado por delito fiscal y acusado por DIS de estafa, Barça y jugador se reclaman una prima de renovación

Decidió no renovar más allá del Mundial del 2014 para ser amo de su destino pero en secreto, en el 2011, firmó un precontrato con el Barça con una prima de fichaje de 40 millones. Sucedió que el Barça en el 2013 quiso adelantar su llegada por lo que tuvo que ponerse de acuerdo con el Santos, que se llevó 17 millones más 9 en otros acuerdos por derechos preferenciales en otros jugadores.

Ambos contratos acabaron en los juzgados. Por el primero, denunciado por un socio barcelonista, el Barça fue condenado por dos delitos fiscales a pagar 5,5 millones. El segundo, por estafa, llevado a juicio por DIS –la empresa que tenía el 40% de su pase y que apenas se llevó 6,8 millones–, aún no se ha resuelto.

Tras cuatro años y 105 goles con el Barça, también puso pies en polvorosa camino de París no sin dejar en fuera de juego al exvicepresidente deportivo. Se pasó toda la gira por EE.UU.del 2017 sin decir ni mú, y sólo fue al regresar de unos actos publicitarios en Japón, ya a principios de agosto, cuando se presentó en las oficinas para comunicar que pagaba su cláusula de 222 millones y se iba al PSG. Aun así hubo baile de cifras y judicialización. El Barça no le pagó los 26 millones de la segunda parte de la prima de renovación y le reclamó los 14 ya pagados dado que no cumplió ni un año de la ampliación. El futbolista y su padre, por su parte, demandaron al club por impago. Y pese a todo, Neymar enseguida se arrepintió y quiere volver. Aunque le cueste una nueva devaluación de su imagen tras no presentarse a los entrenamientos. O pai do craque anunció que su hijo llegará a París el lunes 15 y el PSG, que le multará, no cuenta con él en el amistoso del martes en el campo del Dinamo de Dresde. Aún es pronto para adivinar dónde estará el brasileño el 2 de septiembre.