El FBI alerta del peligro de protestas armadas y un «levantamiento» en EE.UU. ante la investidura de Biden

  • Trump ha aprobado una declaración de emergencia en Washington ante las amenazas a la investidura 
  • La capital se blindará con más de 15.000 efectivos de la Guardia Nacional y recomienda no acudir al acto
  • PorRTVE.es/AGENCIAS
  • Todavía con la resaca del violento asalto al Capitolio del pasado miércoles, las autoridades de Estados Unidos se preparan para nuevas protestas armadas de cara a la investidura del presidente electo, Joe Biden, el próximo 20 de enero.

    Según ha informado el FBI, grupos radicales preparan asaltos a los parlamentos de los 50 estados del país entre el día 16 y el día 20. Además, alerta de que «un grupo armado identificado tiene la intención de viajar a Washington el 16 de enero». Si el Congreso intenta destituir al todavía presidente Donald Trump mediante la enmienda 25, «habrá un gran levantamiento».

    El todavía presidente ha emitido este lunes una declaración de emergencia para la ciudad de Washington, vigente hasta el día 24 de enero, por el riesgo a la seguridad que suponen estos grupos. En la capital estadounidense se desplegarán más de 15.000 efectivos de la Guardia Nacional para evitar que se repitan escenas como las de la toma del Capitolio, que dejó cinco muertos y decenas de detenidos.

    Una investidura inusualmente peligrosa

    El miércoles 20 de enero tendrá lugar la ceremonia de investidura del nuevo presidente, un evento que tradicionalmente concentra a miles de personas en la explanada del National Mall, frente al Capitolio, donde el nuevo mandatario debe jurar su cargo frente a la flor y nata del poder estadounidense.

    Pero en esta ocasión, más que nunca antes en la historia de los Estados Unidos, la tensión obliga a elevar la precaución hasta el punto que la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ha recomendado no asistir al acto y no salir a la calle durante la ceremonia. La plataforma de alquiler vacacional Airbnb ha asegurado que revisará sus reservas para los próximos días en la capital para evitar que lleguen grupos radicales.

    Entre otras muchas acciones, las autoridades han prohibido a los turistas visitar el célebre obelisco blanco, cerca de donde tendrá lugar la investidura.

    Proceso de «impeachment» en marcha

    Cuando solo le quedan ocho días de mandato, Trump se enfrenta a un segundo proceso de «impeachment», puesto en marcha por los demócratas. Este miércoles la Cámara de Representantes votará el juicio político al presidente, que de salir adelante impediría a Trump volverse a presentar como candidato presidencial en 2024.

    Los demócratas presentan un ‘impeachment’ contra Donald Trump que podría afectar a su reeleción como presidente

    Los demócratas han utilizado únicamente el artículo de «incitación a la insurrección» para iniciar este juicio político por su apoyo a las movilizaciones que llevaron a cabo el asalto al Capitolio de miles de simpatizantes de Trump el pasado miércoles 6 de enero.

    Si tiene éxito en la Cámara de Representantes, debería ser sometido al juicio propiamente en el Senado, aunque se encuentra en receso y no tiene previsto retomar la actividad hasta el 19 de enero, un día antes de la toma de posesión del demócrata Joe Biden como presidente.

    Algunos congresistas republicanos han reconocido en privado un posible apoyo a este proceso, que ya cuenta con mayoría suficiente por parte de los demócratas, según informan medios estadounidenses. Además, el diputado republicano Tom Reed ha afirmado que él y otros legisladores de su partido preparan una resolución para censurar a Trump por los hechos del 6 de enero.

    Twitter suspende 70.000 cuentas de seguidores de QAnon

    Además del juicio político y su cada vez mayor soledad en su propio partido, Trump se enfrenta al aislamiento en redes socialesDespués de que las principales plataformas censuraran sus mensajes por su papel previo al asalto al Capitolio, Twitter ha anunciado que suspende unas 70.000 cuentas de seguidores de la teoría de la conspiración QAnon, muchos de los cuales son también simpatizantes de Trump.

    «Dados los violentos hechos ocurridos en Washington, y el creciente riesgo de mayores daños, hemos empezado a suspender permanentemente miles de cuentas dedicadas principalmente a difundir contenido de QAnon», ha comunicado la red social a través de un comunicado.

    Esta teoría defiende que los principales líderes políticos están controlados por un gobierno mundial en la sombra, conocido como «Estado profundo«, y forman parte de una oscura y demoniaca red internacional de pedofilia. Según los seguidores de QAnon, muchos de los cuales acudieron a Washington el pasado día 6, Trump es el mesías que lucha en secreto contra estos políticos.

    Informe Semanal – Q, conspiración en la red – ver ahora

    Tras ser eliminados de Twitter, miles de simpatizantes de Trump se abrieron cuentas en la plataforma Parler, que fue bloqueada por Google y Apple por no moderar discursos de odio. Este lunes, Amazon ha decidido dejar de alojarla en sus servidores, por lo que ha quedado fuera de servicio.

    Amazon también ha dejado de vender productos relacionados con QAnon, después de que partidarios de esta teoría aparecieran en el asalto al Capitolio.

    Suspenden a dos policías del Capitolio por no impedir el asalto

    Las autoridades siguen investigando la actuación policial durante las horas que duró el asalto al Congreso. Dos agentes de la Policía del Capitolio han sido suspendidos, según ha anunciado el congresista Tim Ryan este lunes. Uno de ellos se sacó una foto junto a uno de los asaltantes, mientras que el otro llevaba una gorra de Trump y dirigió a los simpatizantes del presidente que entraron por la fuerza en la cámara legislativa.

    Ryan también ha comunicado que se están investigando a entre 10 y 15 miembros de este cuerpo policial. Poco después del asalto, el jefe de la Policía del Capitolio dimitió tras recibir duras acusaciones por su actuación por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes. Este lunes ha sido nombrada su sucesora, que por primera vez será una mujer negra.