Detenida una británica de 20 años por cortar el cuello a una compatriota en una discoteca de Magaluf

Fuente: El País

La víctima de 22 años permanece ingresada en estado crítico tras sufrir una gran hemorragia por un profundo corte con el cristal de un vaso

La Guardia Civil ha detenido a una joven, de nacionalidad británica y 20 años, acusada de cortar el cuello a una compatriota con un vaso roto durante el transcurso de una pelea que ha tenido lugar en la madrugada de este lunes en el interior de una discoteca de Magaluf, en la localidad mallorquina de Calviá. La víctima de 22 años y nacionalidad británica permanece en estado crítico ingresada en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Son Espases de Palma.

Los hechos han tenido lugar sobre la una de la madrugada de este lunes en el interior de la discoteca Bananas, un conocido establecimiento de la calle Punta Ballena situado en el epicentro de Magaluf, el principal destino del turismo británico de borrachera. Fuentes de la investigación explican que se inició una fuerte discusión entre las dos jóvenes en el interior del local. Durante la refriega, la detenida presuntamente cogió un vaso y se lo lanzó a su compañera, que sufrió una herida de consideración en el cuello.

La víctima comenzó a sangrar en abundancia debido al profundo corte que le provocó el cristal del vaso. Los jóvenes presentes en el local llamaron a los servicios de emergencia y una UVI móvil se trasladó a la zona para atender a la joven, junto con agentes de la Guardia Civil y miembros de la Policía Local de Calviá. Los sanitarios practicaron a la joven varias maniobras de primeros auxilios y la trasladaron en una ambulancia medicalizada hasta el hospital universitario de Son Espases de Palma.

La chica de 22 años ingresó en estado grave y permanece crítica en la unidad de cuidados intensivos. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación del suceso y ha arrestado a la presunta agresora, que permanece en dependencias del cuartel del instituto armado en Calviá a la espera de pasar a disposición judicial acusada de un delito de lesiones graves.