De China a Alemania: los rebrotes complican la desescalada y la reapertura de fronteras

RTVE

Una decena de países, entre los que se encuentran China, Irán, Alemania, Corea del Sur, Israel o Portugal, han experimentado rebrotes de coronavirus en las últimas semanas, lo que les ha obligado a dar marcha atrás en sus desescaladas y ha disparado las alarmas sobre la reapertura de fronteras, en pleno debate sobre si realizar pruebas PCR a los turistas o exigir cuarentenas a los viajeros.

España, con nueve rebrotes activos, pero «controlados», según anunció el Ministerio de Sanidad el viernes, ya ha recibido esta semana sus primeros visitantes procedentes de Alemania, y abrirá el domingo sus fronteras con los países del espacio Schengen a excepción de Portugal. La frontera luso-española se retrasará hasta el 1 de julio a petición del país vecino, una fecha que coincidirá con la apertura gradual a otros países no pertenecientes a la Unión Europea.

Los casos de coronavirus en el mundo, sin embargo, no dejan de aumentar cada día y ya superan los 8,4 millones de infectados en el mundo y más de 450.000 muertos, lo que supone que al menos una de cada mil personas en el planeta ha contraído la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque la OMS sitúa el principal foco en América, con Estados Unidos y Brasil a la cabeza al superar ambos el millón de casos, pide precaución a todos los países ante los rebrotes a nivel internacional, la relajación progresiva de medidas y el aumento de la movilidad.

Rebrotes en Europa días antes de abrir las fronteras

En Europa, Alemania y Portugal son algunos de los países que han echado el freno a sus desescaladas debido a nuevos rebrotes. Alemania, concretamente, anunció el jueves más de 650 positivos por coronavirus en una empresa cárnica en la ciudad de Rheda-Wiedenbrück, provocando el cierre de las escuelas locales. También, un centenar de nuevos casos en Gotinga ha puesto a más de 700 vecinos en cuarentena.

Portugal, por su parte, ha registrado los últimos días el mayor aumento de casos de coronavirus en un mes, con el foco en Lisboa, a pesar de que la epidemia parecía controlada y el país ya caminaba hacia la normalidad. Portugal, al igual que Alemania, abre el domingo las fronteras con los países de la Unión Europea, pero el país luso ha retrasado su apertura con España hasta el 1 de julio cuando ambos ya hayan acabado sus planes de desescalada. España, por su parte, ha registrado 34 rebrotes desde el 11 de mayo, según datos del Ministerio de Sanidad, de los cuales, nueve «están activos», pero «controlados» lo que ha hecho seguir adelante hacia la nueva normalidad.

Estos rebrotes han abierto el debate sobre la apertura a otros países y si, en el caso de hacerlo, se deberían realizar pruebas PCR a los turistas o exigir cuarentenas. España descarta esta opción por el momento y se limitará a tres procedimientos: rellenar un documento con los datos de localización y con información sobre si han pasado la enfermedad del Covid-19, un control de temperatura y otro visual. Si el pasajero no supera uno de los tres «será evaluado por un médico», explicó el ministro en rueda de prensa el viernes y negó, además, que los brotes en Alemania pongan en riesgo la decisión de abrir fronteras.

Previamente, durante la semana, el director de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAE), Fernando Simón, había adelantado que realizar PCR masivas suponía problemas económicos, sanitarios y exceso de «falsa seguridad» debido a la «falta de fiabilidad de algunos de los resultados».

Entre los países europeos fuera del espacio Schengen, también se han detectado rebrotes. Este es el caso de Bulgaria que, dos semanas antes del levantamiento de todas las restricciones, registró un nuevo máximo diario de contagios, superando ya el centenar de casos.

Los rebrotes ponen en vilo a China y Corea del Sur

Otra de las zonas donde se han localizado rebrotes ha sido Asia, especialmente China, donde han tenido que dar marcha atrás en su desescalada y decretar un nuevo cierre parcial al detectarse más de 180 positivos en un mercado de abastos de Pekín, después de 55 días sin contagios locales.

Las autoridades chinas dieron por controlado el brote el jueves, pero las medidas de restricción en la capital se mantienen y en algunos barrios podrían mantenerse confinados entre 15 a 30 días más. Además, más de un millar de vuelos han sido cancelados en la capital, las clases se han suspendido  y se ha recomendado nuevamente el teletrabajo.

Pero este no es el único país que ha puesto en vilo a Asia, Corea del Sur registró a finales de mayo su peor rebrote de coronavirus en dos meses. La mayor parte de los casos se registraron en Seúl asociados a un centro de logística y a una zona de clubs nocturnos, que llevó al país a reforzar las medidas de distanciamiento, al cierre temporal de lugares públicos y a suspender la vuelta a las clases.

Los rebrotes se unen al avance de la pandemia está teniendo en países como India o Pakistán que ya superan los 200.000 y los 177.000 casos respectivamente.

Nuevos casos en Israel, Irán y Turquía en plena desescalada

Las alertas también se han disparado en Turquía que, aunque ha ido levantando progresivamente su confinamiento en las últimas semanas, ha visto como los positivos no han dejado de aumentar hasta registrar más de 1.000 casos en un día, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins, situándose en más de 184.000 casos desde que comenzó la epidemia.

También preocupa Israelcon una media de cien casos nuevos al día. El pasado lunes se volvió a retrasar la reapertura de cines, teatros y salas de conciertos en ciudades como Jerusalén o Tel-Aviv, medidas que contrastan con otras zonas del país, donde los primeros israelíes ya han comenzado a viajar a países como Chipre, que ha reabierto sus fronteras al turismo y ha asegurado que se hará cargo de los gastos de alojamiento y comida de los viajeros.

Con una media de cien nuevos positivos de coronavirus al día, los israelíes tendrán que esperar para completar su desescalada. Se vuelve a retrasar la reapertura de cines, teatros y salas de conciertos en ciudades como Jerusalén o Tel-Aviv.

Irán, por su parte, podría estar experimentando su segunda oleada de coronavirus ya que desde el 2 de mayo el número de infecciones no ha dejado de crecer hasta superar las 200.000 infecciones y las 9.000 muertes. La OMS señaló que «probablemente» este aumento de las cifras sea una mezcla del incremento del número de test que se realizan y de la propagación de la enfermedad y que «puede ser un poco pronto» para determinar cuánto ha contribuido el Ramadán o la decisión de relajar algunas restricciones. A pesar de este panorama, el presidente Rohaní ha reconocido que es necesario reabrir el país para no colapsar la economía.

Marruecos y Egipto, rebrotes en el norte de África

El continente africano tampoco ha estado exento de rebrotes, especialmente en los países del norte. En Marruecos, por ejemplo, ha habido un aumento de infecciones diarias tras conseguir superar el pico a principios de junio, por lo que el país ha decidido aislar a los 700 casos activos en instalaciones sanitarias para tratarlos de forma conjunta, según anunciaron las autoridades del país. La Operación Paso del Estrecho, planificación realizada por España para coordinar los desplazamientos en periodos vacacionales de miles de personas a sus países de origen en África, continua congelada a la espera de la apertura de la frontera marroquí.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso – Todo preparado para La Operación Paso del Estrecho a la espera de la decisión de Marruecos – Escuchar ahora

El aumento de contagios en Egipto, también ha cambiado las medidas de su gobierno que ha decidido imponer el toque de queda durante la noche y el cierre de comercios desde las seis de la tarde. Los contagios en los últimos días se han elevado por encima de los 1.600 y el número de muertos se acerca a los 70. Argelia, Camerún, Sudáfrica, Nigeria o Ghana, son otros de los países que también se han visto afectados por la epidemia y que tratan de evitar este tipo de rebrotes que pod´ria colapsar sus sistemas de salud.

La evolución de estos rebrotes será fundamental para saber si sigue la desescalada en todos estos países y si se puede viajar con seguridad de cara a la temporada de verano para la reactivación del turismo y la economía mundial.