China elimina el límite de dos mandatos presidenciales, lo que permitirá a Xi Jinping perpetuarse en el poder

  • La reforma de la Carta Magna refuerza la figura de Xi, en el poder desde 2013

  • Se introducen en la Constitución las teorías políticas del líder comunista.

  • El presidente de China, Xi Jinping, vota la reforma constitucional. REUTERS/JASON LEE
  • RTVE
  • El pleno de la Asamblea Nacional Popular de China (ANP, Legislativo) ha aprobado la reforma de la Constitución que elimina el límite de dos mandatos presidenciales, lo que permitirá a Xi Jinping mantenerse en el poder más allá de 2023. La reforma de la Carta Magna -enmendada por última vez en 2004– refuerza el culto a la figura de Xi, que asumió la presidencia en 2013.

    La ANP ha refrendado con una sola votación el conjunto de 21 enmiendas constitucionales propuestas por 2.958 votos a favor, 2 en contra y tres abstenciones. Entre lo aprobado, además de la eliminación del límite de mandatos, se encuentran las teorías políticas de Xi sobre el desarrollo del “socialismo con características chinas en una nueva era”.

    La aprobación de todas estas enmiendas constitucionales supone una consolidación aún mayor del poder de Xi, que justo termina su primer mandato de cinco años y que alcanza así un poder indefinido que los analistas han comparado al de Mao Zedong, padre de la china comunista.

    Se rompe con el sistema creado por Deng Xiaoping

    El retorno a un liderazgo indefinido supone una ruptura con el sistema creado por Deng Xiaoping, que establecía un poder más colegiado, con límites temporales para los altos cargos, a fin de evitar los excesos que causó la acumulación del poder personal desmedido durante la época de Mao (1949-1976).

    En una intervención tras la votación, el presidente de la ANP, Zhang Dejiang, ha destacado la importancia de “defender el liderazgo centralizado y unificado” con Xi Jinping “en su núcleo”.

    Pese a las preocupaciones que ha suscitado el intento de Xi de perpetuarse en el poder, el líder chino defendió recientemente este cambio constitucional al presentarlo como “una medida clave para modernizar el sistema de China y la capacidad de gobernancia”.

    La eliminación de mandatos, sin debate posible

    Desde que se anunció la votación de la modificación constitucional, el brazo censor chino ha bloqueado cualquier debate ante la posible presidencia vitalicia del presidente.

    Un grupo de intelectuales chinos encabezado por el columnista Li Datong escribió una carta a varios legisladores para pedirles que se opusieran a ella, porque “causará ridículo entre todos los países civilizados del mundo” y “será un paso atrás en la Historia que podría ser la semilla del caos”.

    La carta defiende que la limitación de dos mandatos fijada en la Constitución se hizo precisamente “para evitar la dictadura personal y que un individuo se pusiera por encima del Partido”, por lo que podría “causar un daño interminable”.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.