CASTELLÓN/ El colegio investigado por posible ‘pucherazo’ a favor de la jornada continua repetirá las votaciones

La Conselleria insta al colegio público Antonio Armelles de Castellón a repetir la votación que se decantó por la jornada continua tras investigar irregularidades

Las votaciones que realizaron los padres del colegio público Antonio Armelles de la capital de La Plana el pasado 1 de abril para modificar su jornada escolar deberán repetirse. Tal y como ha informado fuentes cercanas a este asunto, la Inspección educativa, tras un proceso de investigación llevado a cabo en jornadas posteriores al día de la votación, ha determinado que se produjeron distintas irregularidades que aconsejan que dichas votaciones vuelvan a realizarse.

La Conselleria de Educación remitió a finales de esta semana una comunicación al centro educativo de Infantil y Primaria para informar de todos los detalles y plantear que los comicios que sondean la modificación de la jornada escolar vuelvan a celebrarse. Ahora será el centro el que deba volver a iniciar el proceso electoral y llevar a cabo las votaciones, que en su anterior edición lograron una gran participación (que alcanzó el 74%) y superaron el 55% (concretamente el 57’05%) de los votos afirmativos para modificar su jornada escolar para el próximo curso.

La fecha planteada para la nueva votación parental está fijada por Conselleria para el próximo 3 de mayo, una fecha adecuada para que los padres puedan saber exactamente la jornada que regirá en el centro cuando comience el periodo de matriculación en los colegios de la Comunidad Valenciana el próximo 9 de mayo.

Recordar que la investigación abierta por la Inspección educativa, que en principio se sorprendió de la amplia votación en diferido registrada en el centro educativo castellonense, no fue bien recibida por el claustro del centro que emitió un comunicado asegurando que «el proceso electoral se ha llevado a cabo con imparcialidad, objetividad y cumplimiento de la legalidad», algo de lo que el centro «se siente orgulloso y agradecido por la gran participación de las familias en dicho proceso y cuyos resultados muestran su voluntad».

Los profesores manifestaron también en dicho comunicado su total desacuerdo hacia los posibles denunciantes, que se desconocen por el momento y anunciaban que se habían «personado en el procedimiento administrativo, en defensa de sus intereses, al sentirse ofendidos e indignados».

Asimismo, el comunicado remitido a este diario también indicaba que «se ejercerán las acciones legales hasta las últimas consecuencias (incluidas las penales), en defensa de nuestros derechos y honorabilidad».

Así las cosas, y aunque desde el colegio no se han pronunciado sobre el tema, el colegio castellonense deberá volver a poner el marcha el mecanismo oportuno para celebrar las votaciones entre los padres de los alumnos que acuden al centro educativo, para poder optar de esta manera a modificar su jornada escolar de acuerdo al proyecto presentado por el centro.