Caso Julen: la Guardia Civil no se cree la versión del dueño de la finca donde murió Julen

EL MUNDO

La comparecencia ayer del dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde murió Julen el pasado 13 de enero no convenció a la Guardia Civil. La intención inicial de David Serrano era defender su inocencia ante la opinión pública y alejar la posibilidad de que el Juzgado de Instrucción número nueve de Málaga le acusase de homicidio imprudente, pero su rueda de prensa no despejó la sombra de sospecha en torno a su persona.

El hombre, acompañado de su abogado y de un experto en edificaciones, declaró que el día en el que Julen se cayó a través del pozo ilegal lo tapó con dos bloques de hormigón porque el pocero lo había dejado descubierto y advirtió de su peligro. Un agente de la Guardia Civil que investiga el caso no se cree esa versión. «Es imposible que un niño de dos años moviese esos bloques de hormigón. En su primera versión cuando llegamos al lugar de los hechos, David no nos habló de que él usase esos bloques de hormigón para tapar el sondeo y se limitó a decir que no sabía que estaba descubierto. Es cierto que estaba muy nervioso. Después ya si nos dijo que había usado esos bloques para cerrarlo. Pensamos que se le ocurrió decir eso cuando vio en las fotografías que tomaron aquel día que esos bloques de hormigón estaban cerca del pozo. Los bloques creemos que se usaron realmente para poner troncos, hacer un fuego y calentar la paella”, explica a EL MUNDO el agente sobre unos bloques de hormigón donde se pueden apreciar las marcas de quemado en una imagen a la que accedió este diario.

Serrano, que es la pareja de la prima del padre de Julen, aseguró que el pequeño se escurrió entre los dos bloques de hormigón que había colocado sin aclarar cómo un niño de esa edad pudo haberlos movido o si lo había situado en los bordes del pozo dejando el agujero en medio.

Este investigador dota de mayor credibilidad al testimonio del pocero Antonio Sánchez en el que aseguró que él había tapado el agujero con una piedra y que ésta había sido movida con la maquinaria que se usó para hacer la zanja en forma de L donde estaba ubicado el pozo. El agente considera que Serrano “tiró piedras contra su propio tejado” en su declaración de ayer al reconocer que era consciente de que ese pozo suponía un riesgo para la integridad de los invitados a aquel almuerzo familiar, entre los que había varios niños pequeños.

“Yo advertí del peligro que había, que era que alguien pudiera meter el pie y partírselo, pero nunca pensé que por allí pudiera caer un niño”, explicó Serrano tratando de incidir en que su valoración subjetiva del riesgo, clave a la hora de determinar si hubo homicidio imprudente, en ningún caso le hizo ver la posibilidad de un resultado mortal para ninguno de los presentes.

“Con sus palabras al final reconoce que era sabedor de que aquel pozo entrañaba un peligro real y a pesar de todo organizó una paella en una zona de obras ilegales sin garantizar la seguridad de los invitados”, explica el agente, que ve más probable que el dueño de la finca sea acusado por la juez de homicidio imprudente que el pocero que trató de sellar el pozo con una piedra y no organizó ningún evento social en una zona de riesgo.

El prestigioso abogado de Serrano, Antonio Flores, ha querido remarcar que ni siquiera los primeros agentes de la Guardia Civil que se personaron en Totalán se creyeron que el niño se pudiese haber caído en ese sondeo por el escaso tamaño de su diámetro. Pretende subrayar así que su cliente tampoco tenía por qué saber que esa prospección podía suponer un riesgo mortal para Julen. El letrado desconoce si alguien movió esos bloques de hormigón el día de la muerte de Julen y cree en la posibilidad de que el niño se pudiese escurrir a través de los dos bloques por una mala colocación de los mismos.

Flores insistió en su intervención de ayer que su cliente pensaba que el pocero había solicitado todos los permisos para hacer el sondeo “como es habitual” y que era su “obligación profesional” haberlo sellado de forma correcta. Sin embargo, la Ley de Aguas andaluza establece que es obligación del titular de los terrenos cerrar convenientemente los pozos abandonados. El letrado quiso matizar que el agujero a través del que cayó Julen no llegó a la categoría de “pozo abandonado” sino que sólo fue un sondeo negativo donde no se acabó encontrando agua. Una categoría que, a su juicio, no está regulada en esa Ley andaluza de aguas.

“Nunca, nunca, nunca me lo voy a perdonar”

“Todos hablan de pozo pero se denomina sondeo de prospección. De haber tenido éxito se hubiese encamisado y procedido a su explotación y solo en ese momento se llamaría pozo”, explicó.

El Instituto Armado tampoco se cree que el dueño de la parcela quisiese hacerse allí sólo un muro de contención. “Creemos que ese muro de contención sólo tenía sentido para proteger a una futura edificación de posibles desprendimientos de tierra de una montaña a la que le habían ganado terreno. Obviamente él ahora no va a reconocer que se iba a hacer allí una casa porque no contaba con ningún tipo de licencia. Si hubiese habido cualquier tipo de estructura hecha habría recibido una dura sanción administrativa, pero no encontramos nada edificado”.

Serrano explicó que decidió hacer esa zanja cuando vio la montaña de arena “con forma de volcán” que le había dejado el pocero tras la perforación. “Llamé a un amigo para que me retirara la arena que me había dejado Antonio y ya aproveché para hacer una pequeña zapata para construir un muro de contención porque vertía arena y piedra. La arena que allí había no era para una casa era para un muro de contención y yo la iba a usar para hacer el muro de hormigón”, explicó Serrano, que está muy afectado por la muerte del pequeño.

“Nunca, nunca, nunca me lo voy a perdonar”, repitió entre lágrimas el hombre que tuvo que interrumpir su intervención. Sobre la oportunidad de dar una rueda de prensa cuando ni siquiera figura como investigado, el abogado explicó que su cliente sentía “la necesidad” de defender su inocencia ante los ataques que estaba recibiendo en algunos foros de Internet.