Bárcenas decide tirar de la manta en el ‘caso Púnica’ y en la caja b del PP

El extesorero aportará al juez datos de la financiación ilegal de las campañas de Aguirre

El extesorero del PP Luis Bárcenas, condenado en mayo de 2018 a 29 años de cárcel por su implicación en actividades ilegales de la trama Gürtel entre 1999 y 2005, ha cambiado de abogado y decidido dar un vuelco radical a su estrategia jurídica. “Ahora sí, va a tirar de la manta”, aseguran fuentes de su entorno a EL PAÍS. La intención de Bárcenas es contar “todo lo que sabe” sobre el funcionamiento de la financiación del partido, según dichas fuentes. Para ello, pedirá declarar en el caso Púnica, que investiga la financiación ilegal de las campañas del PP de Madrid durante la presidencia de Esperanza Aguirre.

Al ser gerente y tesorero nacional del partido entre 1990 y 2009, Bárcenas dispuso de información sobre los hechos que el juez investiga desde hace años en el caso Púnica. El extesorero no está implicado en esta causa, pero asegura conocer detalles relacionados con la financiación ilegal del PP de Madrid. Bárcenas disponía de documentación sobre estadillos de ingresos y gastos correspondientes a distintas campañas electorales del PP madrileño y conocía supuestamente cómo se camuflaban en sus cuentas los excesos ilegales de gasto en las sucesivas campañas electorales que auparon a Aguirre a la presidencia autonómica.

El extesorero nacional también quiere aportar datos nuevos en la pieza que instruye el Juzgado Central de Instrucción número 5 sobre los llamados papeles de Bárcenas en relación con las donaciones de empresarios que nutrieron la caja b del PP entre 1990 y 2009.