ARCHENA/ «Me mata, estoy ardiendo»

La grabación captada por un vecino desmonta la versión de la acusada de rociar a su marido con un líquido corrosivo.

LA VERDAD

Son dos grabaciones de apenas unos minutos que, sin embargo, han sido suficientes para desmontar -al menos aparentemente- la versión que Deijanira N., la vecina de Archena acusada de causar graves lesiones a su marido al rociarlo con un líquido corrosivo, esgrimió ante la juez. En esos audios, que fueron captados por un vecino y que han sido traducidos por una intérprete, se escucha cómo la víctima, José Antonio Romao, trata en numerosas ocasiones de solicitar ayuda a los ocupantes de las casas cercanas. «Vecino, me está matando. Estoy ardiendo», grita. Unas peticiones de auxilio que, según recoge la grabación, la acusada trata de evitar. «No es nada vecino. Él necesita droga. Déjalo».

En portugués y español

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Molina de Segura escuchó estas grabaciones la pasada semana, un día antes de tomar declaración al afectado, que ha perdido la visión en el ojo izquierdo y tiene un tímpano perforado. Este relató a la juez los presuntos malos tratos que su esposa le infringía, debido a sus celos desaforados, y el calvario que vivió la noche del 15 de mayo.

«No es nada. Él necesita droga. Déjalo», aseguró la sospechosa a un hombre que acudió al oír gritos

Su versión coincide con las grabaciones captadas por este vecino, en las que, según informaron fuentes cercanas a la investigación, la sospechosa y su esposo intercalan el uso del portugués y el español -ella es brasileña y él portugués-. En estos audios se escucha cómo el afectado pide socorro una y otra vez mientras su esposa le exige que desista. «Para con eso. No sirve de nada correr», reitera la mujer. «Estáte quieto». A lo largo del diálogo, Deijanira culpa en múltiples ocasiones al afectado alegando un consumo de estupefacientes. «Eso es culpa de las drogas», recalca. «De llamar a los vecinos, nada. Vecino no llames [a la Policía] que es droga. Los vecinos saben que usas drogas. Todo el mundo sabe que usas drogas». La grabación casa difícilmente con la versión que la acusada ha mantenido ante la magistrada en la que asegura que fue el hombre el que trató de atacarla y ella se defendió.

El letrado de la acusación particular, José Ángel Alfonso, remarcó que «después de escuchar la grabación y la declaración de la víctima, tengo claro que la reacción de la agresora se debió a la decisión que le comunicó mi cliente horas antes de finalizar la relación».

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.