ARCHENA/ «La Iluminada de La Algaida acertó en todas sus predicciones, salvo en la guerra nuclear»

Tomás Guillén, periodista y escritor, novela la historia de La Iluminda, una misteriosa mujer que puso en jaque a las autoridades católicas del siglo pasado.

Francisca Guillén Ortega (1886-1933), conocida como la Quica o popularmente como La Iluminada de La Algaida, un pueblo de Archena, hizo retemblar la autoridad de los políticos y de la Iglesia Católica cuando comenzó a realizar profecías que, según mantuvo siempre, eran revelaciones de la Virgen María. Personaje histórico sobre cuya muerte aún se mantienen numerosas incógnitas, pero cuyas profecías, curiosamente, se han cumplido. Por ejemplo, la explosión de un polvorín, que sucedió muchos años después. Ahora, el periodista Tomás Guillén novela la historia de esta sorprendente mujer.

¿Cuándo le nace esta afición por escribir novelas?

-Desde joven siempre he tenido esta afición. De hecho, mi mayor vocación ya desde muy niño era ser periodista, profesión que estudié y estoy ejerciendo desde 1981. Actualmente me ocupo del gabinete de comunicación del Ayuntamiento de Archena. Aunque he trabajado en los más diversos medios de comunicación; la prensa escrita ha sido donde mejor me he desenvuelto.

¿Es usted otro novelista que sale del mundo periodístico?

-Pues sí. Vuelve a darse el tópico. También es verdad que es más fácil que aparezca un escritor desde el periodismo, por su propia labor diaria de escribir contando la actualidad. Aparte de que ya he comentado que mi pasión fue siempre escribir.

¿El título del libro ‘La Iluminada de La Algaida’ a qué se debe?

-Trato de novelar unos hechos de un personaje que vivió a principios del siglo XX en la pedanía archenera de La Algaida y que en aquellos tiempos tan convulsos revolucionó la sociedad local, regional y local. A pesar de ser muy católica y decir que hablaba en nombre de la Virgen, con sus discursos amenazó públicamente tanto a la Iglesia Católica como a los gobernantes locales y regionales. La fama que adquirió provocó importantes peregrinaciones hacia el lugar donde predicaba, creando recelo y alarma social entre las autoridades eclesiásticas y políticas del momento. Llegó a concentrar en algunos momentos a miles de personas, llegadas de todos los puntos de la Región.

¿Se cumplieron algunas de sus predicciones?

-El tema de las predicciones fue lo que más influyó para que alcanzara popularidad, sobre todo entre una sociedad muy rural y provinciana, inmersa en movimientos sociales muy complejos y complicados. Sobre las predicciones, de las seis más conocidas y que han pasado de generación en generación hasta nuestros días, se han cumplidas todas, menos una. Tal son los casos de la igualdad entre sexos, el cambio climático, la explosión de un polvorín militar en Archena sin una víctima y la amenaza al alcalde del pueblo de que perdería un brazo… Queda la última, que trataba de una guerra nuclear mundial. Gracias a Dios, todavía no se ha cumplido.

¿Cuál fue el final de este singular personaje?

-Como no cesaba de criticar a los gobernantes, estos tomaron las correspondientes represalias para cortar las masivas peregrinaciones, hasta el punto de que ella quedó eclipsada socialmente. Y cuentan esas leyendas de sus coetáneos que entró en una fuerte depresión. Pero esas mismas personas siempre se guardaron su particular opinión de que su muerte se produjo en extrañas circunstancias, hecho que también se ha transmitido hasta nuestros días. Y ahí entro con mi novela. Porque precisamente creí siempre en este último argumento. A las autoridades les estorbaba este personaje.

El libro ya ha entrado en su tercera edición. Estará satisfecho.

-Desde luego. La verdad es que el tema, aunque sucedieron los hechos hace más de cien años, aún conserva interés entre archeneros, algaideros y murcianos. Como lo demuestran las veces que ha sido y sigue siendo protagonista en muchos medios de comunicación, sobre todo en programas de intriga y misterio.

Y sobre el futuro, ¿cuál será su próxima obra literaria?

-Pues a pesar de que estoy inmerso en otra novela de intriga basada en unos hechos de la Murcia de los años sesenta, con un amor difícil de por medio y un espía que complica esta historia, tengo en mente escribir la segunda parte de ‘La Iluminada de La Algaida’, que se centra en otra etapa de su vida predicadora aún más pasional.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.