ARCHENA/ El doctor D. Pedro Guillén ha tomado posesión hoy como Académico de número de la Real Academia de Medicina de España.


El Dr. D.Pedro Guillén, hijo predilecto de Archena, acaba de ser nombrado miembro de la Real Academia Española de Medicina. Asiste la alcaldesa de Archena.

Posted by Ayuntamiento de Archena on Tuesday, December 3, 2019

Hoy se ha celebrado el acto de toma de posesión como Académico de número de la Real Academia de Medicina de España el archenero Doctor D. Pedro Guillén. En el acto, además de las autoridades académicas también han estado presentes, sus hermanos Gregorio y Francisco con sus esposas, la alcaldesa de archena  Patricia Fernández y sus amigos de la juventud Juan Lara y Carmen Candel Gómez,

Desde EUROPA, felicitamos y le damos la enhorabuena a nuestro entrañable doctor.

Felicidades D. Pedro

La Junta de Gobierno de la RANME, reunida el pasado 12 de junio, ya eligió al Prof. Pedro Guillén García como nuevo Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina de España en la especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica.

Ocupará el sillón nº 39, correspondiente a la mencionada especialidad y vacante desde el fallecimiento del Prof. D. Hipólito Durán.

El Prof. Pedro Guillén, Académico Correspondiente desde el año 1.996, alcanza de esta manera la condición de Académico Numerario de la RANME; distinción que se suma a los numerosos reconocimientos que posee por su dilatada experiencia y por haberse distinguido notablemente en el ejercicio de la especialidad. Está considerado como uno de los traumatólogos más prestigiosos del mundo y un referente en traumatología deportiva, además de un destacado investigador. Su carrera ha sido galardonada con numerosas condecoraciones; Académico de la Real Academia Nacional de Medicina de España desde 1996, Académico de Honor de la Real Academia Nacional de Farmacia desde 2016, doctor Honoris Causa de numerosas universidades nacionales e internacionales», detalla la Clínica CEMTRO de la que fue fundador.

El Dr. Guillén introdujo en 1977 la artroscopia en España. Ha sido pionero en el desarrollo de esta técnica, de la que ha realizado más de 40.000 intervenciones. En 2007 inventó el artroscopio sin cables (WAD), que reduce los tiempos de intervención y posibilita la realización de cirugías fuera del quirófano.

Ha estado implicado en el desarrollo de la Medicina Regenerativa y de las Terapias Celulares. En 2010, desarrolló una técnica de Implante de Condrocitos Autólogos, llamada ICC, para el tratamiento de lesiones de cartílago articular. En este momento, participa en varios proyectos junto al Salk Institute de California y al prestigioso investigador Juan Carlos Izpisúa.

El 18 de mayo de 1998 fundó Clínica CEMTRO, un hospital donde la investigación y la docencia tienen un papel protagonista, y cuyo espíritu asistencial bebe del humanismo del doctor Guillén. Actualmente compagina su labor asistencial y quirúrgica, con una importante labor docente e investigadora.

El Dr. Guillén cuenta también con la única “meniscoteca” del mundo, en la que guarda más de 200 meniscos, los de mayor relevancia, y siempre que se puede indulta al menisco para que no se practique el “meniscocidio” (extirpación parcial o total del menisco) porque “el menisco es como un gran amigo, si vale más de lo que cuesta, se queda”.

En la investigación siempre ha tenido el sueño de conseguir la curación de la artrosis a través del cultivo de células en su “sala blanca”, una garantía de calidad de la Clínica Cemtro, y siempre ha estado muy implicado en el desarrollo de la Medicina Regenerativa y de las Terapias Celulares. En 2010 desarrolló la técnica de Implante de Condrocitos Autólogos, para el tratamiento de lesiones de cartílago articular, y en la actualidad participa muy activamente en varios proyectos de investigación junto al Salk Institute de California y al prestigioso investigador, también español, Juan Carlos Izpisúa.

Hoy todos estamos de enhorabuena y felices de que finalmente la Real Academia de Medicina haya sabido reconocer el infatigable trabajo del Profesor Pedro Guillén García, al que una gran mayoría de españoles conocemos gracias a que ha sido y será nuestro traumatólogo de cabecera y fundador de la Clínica Cemtro el 18 de Mayo de 1998, un hospital donde la investigación y la docencia tienen un papel protagonista y cuyo espíritu asistencial bebe del trabajo diario, incluidos los fines de semana, de nuestro flamante Académico Numerario de la Real Academia de Medicina de España.

Un hombre especialmente agradecido que en su discurso de ingreso no ha olvidado a nadie. Siempre ha tenido presente a sus verdaderas “guías”, sus padres Pedro e Isabel, a su esposa Pilar y a sus tres hijas, Pilar, Marta e Isabel que trabajan a su lado en la Cemtro. También ha tenido presente en sus agradecimientos a todos y cada uno de sus profesores y maestros que le hay ayudado a llegar donde está y a todos los componentes de su equipo clínico, docente e investigador. Quienes conocemos al Profesor Guillén, al Jefe, sabemos además que es una excelente persona, solidaria donde las haya, amigo de sus amigos y que siempre está pendiente de sus pacientes, practicando la verdadera humanización asistencial.

En la consulta, recibe al paciente “con la mano” y “con la mirada”, y utiliza “el gesto de la silla”, para recibir la confidencia de sus pacientes practicando siempre la escucha activa y la empatía, porque como él mismo dice, “el paciente es una persona que necesita ayuda y el médico es la persona que le puede ayudar”. Un verdadero lujo poder ser su discípulo y amigo y ser testigo de que realmente escucha con atención la articulación de la rodilla, que siempre explora con caricias, porque según sus propias palabras, “la rodilla le habla siempre”. Rescatando una vez más sus sabias palabras, “donde no se llega con la ciencia hay que llegar con la humanidad”.